¿ Qué es la transpiración de las plantas?

Se entiende por transpiración la pérdida de agua, en forma de vapor, a través de las distintas partes de la planta, si bien se realiza fundamentalmente por las hojas. La transpiración es una consecuencia indeseable de la fotosíntesis. Para que las plantas puedan realizar la fotosíntesis, tienen que abrir los estomas. De esta forma pueden tomar el CO2 atmosférico necesario para realizar este proceso.

Sin embargo, al abrir estos estomas pierden agua irremediablemente, proceso conocido como evapotranspiración. Este agua perdida debe ser repuesta mediante agua absorbida en las raíces y transportada hacia las hojas a través del xilema.

Funciones principales de la transpiración

  • Regula el contenido hídrico de la planta.
  • Refrigera la planta.
  • Con la subida de agua hacía la planta, incorpora los nutrientes necesarios.

¿ Por qué es importante el deficit de presión de vapor y que relación tiene con la transpiración de las plantas?

El DPV ayuda al agricultor a identificar condiciones saludables de humedad del aire en todo el rango de temperaturas de crecimiento. El déficit de presión de vapor se correlaciona directamente con las tasas de transpiración de la planta. Por lo que nos sirve de gran ayuda a la hora de conocer el estado de nuestro cultivo y poder manejar las condiciones ambientales.

Interpretación de los niveles de DPV de nuestros cultivos.

DPV ALTO: Se traduce en una alta transpiración y por lo tanto habrá un mayor flujo de agua y nutrientes que fluyen por los xilemas desde las raíces hasta los tallos y las hojas para así reemplazar el agua que la planta pierde a través de la alta transpiración de los estomas. Hay que tener en cuenta que las plantas no son capaces de reemplazar el agua rápidamente por lo que unos parámetros de DPV muy altos durante largos periodos de tiempo pueden ocasionar problemas en las plantas haciendo que se marchiten e incluso que su follaje se dañe y se seque.

DPV OPTIMO: Se traduce en niveles de transpiración óptimos para nuestro cultivo, donde la planta tiene un flujo de agua y nutrientes estable sin sufrir procesos de transpiración altos, lo que se traduce en un rendimiento optimo de todos los procesos que realiza la planta, mejorando el rendimiento y reduciendo los procesos de estrés del cultivo.

DPV BAJO: Las plantas tampoco crecerán apropiadamente, ya que un ambiente demasiado húmedo ralentizará la transpiración y si es muy baja provocara el cierre de los estomas, lo que además puede resultar en la aparición de diferentes enfermedades.

En la siguiente tabla podemos observar los niveles de transpiración de la planta en función de los valores del DPV:

IKOS incorpora por defecto en todos sus equipos el calculo de DPV, ya que es importante saber los niveles de transpiración de nuestros cultivos y su correlación directa de la absorción de agua por parte de las plantas.

En las siguientes imágenes podemos ver la diferencia de los niveles de transpiración de nuestros cultivos en las épocas de verano y invierno.

VERANO

INVIERNO

Donde se puede observar que durante el periodo de verano los niveles de transpiración de nuestros cultivos son muy elevados, produciéndose niveles diarios de estrés durante casi todo el día siendo muy importante el control del agua, ya que un deficit o un exceso nos repercutirá negativamente en nuestros cultivos afectando a la producción o generando fisiopatias como el Blossom end rot (BER).

En el periodo de inverno se observa como la planta esta activa muy pocas horas al día, por lo que el consumo de agua de la planta es mínimo durante estas épocas del año, siendo muy importante ajustar la dotación de agua para no producir encharcamientos produciendo axfisia radicular.

Corregir los niveles de DPV

Cuando tenemos un DPV Alto (Temperatura Alta, Humedad Relativa baja).

  • Exceso de radiación, si el cultivo lo requiere aplicación de encalado en la cubierta del invernadero o aplicación de mallas de sombreo para reducir la radiación.
  • Uso de nebulización, aumentando la humedad ambiente y reduciendo la temperatura por lo que bajaremos los niveles de DPV.
  • Manejo de la vegetación de nuestros cultivos evitando realizar podas excesivas

Cómo se puede observar en la imagen se dejo de aplicar la nebulización a las 15:30, por lo que se produjo una bajada de la humedad ambiente y su consiguiente subida del DPV. Lo correcto habría sido mantener la nebulización hasta las 18:00 aproximadamente. Pero se puede observar la importancia de manejar el clima dentro de nuestro invernadero para evitar problemas y mejorar la producción de nuestros cultivos.

Cuando tenemos un DPV Bajo  (Temperatura baja, Humedad Relativa Alta).

  • Aumentar la temperatura con la calefacción.
  • Manejar la ventilación para bajar los niveles de humedad dentro del invernadero.

 

Compartir